REIKI

 

 

 REIKI SISTEMA USUI

 

Reiki : Energia Vital Universal

 

"REI: Energía Vital Universal"

"KI: es una parte de REI, que fluye a través de todo lo que vive, o sea que es también nuestra propia energía vital"

El REIKI es una técnica de armonización milenaria que fue re-descubierta en Japón por el Dr. Mikao Usui , de ahí el nombre del Sistema tal como se lo conoce en la actualidad.

Los cristianos conocen esta energía como la "Luz Divina", los chinos como "Chi" y los hindúes como "Prana"; también se denomina "Bioplasma", "Bioenergía" o "Energía Cósmica Universal".
 

Dar REIKI, entonces, significa realizar un traspaso o canalización de Energía Cósmica Universal, de Luz, de Energía Vital (es decir la Sagrada y Todopoderosa Energía de Dios), a todo aquel que la requiera y la necesite.

El REIKI existe desde hace miles de años; tal es así que Sidharta Gautama (El Buda), como así también Jesucristo ya lo empleaban, en aquellos tiempos, para realizar sus fantásticas curaciones. También existen vestigios de esta técnica sanadora en la historia espiritual de la India y el Tibet.

La Verdad, el Amor Divino y el Conocimiento son las cualidades primordiales y básicas del REIKI; y es por eso que "la Vía REIKI" nos permite experimentar en forma directa el Amor de Dios; dicho lo cual estaría de más pretender encontrarle cualquier clase de explicación intelectual o científica.

Sencillamente sentimos que esa Fuerza Vital existe y que está actuando en nosotros de una manera verdaderamente maravillosa, colmándonos de paz interior, bienestar y salud perfecta. Es por eso que se trata de una vivencia que cada uno debe experimentar por sí mismo.

La "Fuerza REIKI" estimula nuestro organismo de una manera totalmente integral, impulsándolo hacia la autocuración; equilibra el cuerpo y el corazón y actúa en todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual; equilibra los centros energéticos (chakras), restablece la armonía y fluye en cantidad ilimitada. En consecuencia, a través de esta Fuerza Vital Universal podemos liberarnos de las "cargas negativas", emocionales y/o energéticas, que terminan convirtiéndose en verdaderas "corazas", como consecuencia de los bloqueos y la constante tensión psíquica y muscular que habitualmente producimos y convivimos diariamente.

 Produce efectos maravillosos en personas que trabajan bajo mucha tensión (empleados de oficina, ejecutivos, estudiantes universitarios, amas de casa, etc.), personas con discapacidad y particularmente los niños , animales y plantas tienen una sensibilidad especial hacia esta energia.

Por todo eso, REIKI es una Bendición de Dios, y quien desee experimentar los efectos siempre positivos del REIKI, no sólo en el aspecto de la salud física, sino también en lo concerniente al desarrollo personal pleno, deberá reflexionar frecuentemente sobre conceptos fundamentales, tales como el "Amor", la "Libertad", la "Responsabilidad", la "Verdad" y muy especialmente sobre la forma en que interactúan las "Leyes Universales" creadas por Dios, que rigen los designios del Universo entero.

El REIKI también puede emplearse simplemente como un método integral y natural de sanación y de relajación, en cuyo caso las técnicas REIKI se mostrarán igualmente efectivas aunque únicamente estemos abocados a la tarea de sanar nuestro cuerpo físico. En tal caso, los procesos de evolución más profundos sólo serán accesibles para aquellas personas que se dediquen a analizar sus propias estructuras psíquicas, las cuales generalmente difieren entre una persona y otra.

Esta poderosa Fuerza Vital Universal "REIKI" fomenta tu propia individualidad y te ayuda a encontrar tu propio camino de evolución; pero siempre eres tú mismo quien debe recorrerlo. El REIKI, las técnicas de meditación o relajación, como así también tantas otras formas de medicina natural, solamente pueden ayudarte a VIVIR MEJOR, pero no pueden sustituir a la vida misma; es por eso que quien no acumule su propia experiencia, no podrá transformarse jamás, ni crecer, ni evolucionar.

Es por todo ello que el objetivo final consiste en que el hombre, desde la esencia de su propio ser, se acerque cada vez más a su propia Divinidad y de esa manera encuentre  Armonía y  Equilibrio,  paz interior, perfecta salud  y el bienestar general.

 

 

Niveles de Reiki Usui

 

El Sistema Usui consta de tres niveles y Maestria. Los símbolos en este sistema son cuatro.

 

Primer Nivel

 

Historia Reiki. Orígenes. Principios de Reiki y su aplicación en el autotratamiento. Posiciones de Reiki y funciones. Autotratamiento. Práctica. Tratamiento a otros. Meditación.

 

Segundo Nivel

 

Revisión de principales temas del Primer Nivel. Introducción de 3 Simbolos del Sistema Usui.Técnica Mental Emocional y Sanación a distancia.

 Meditación con los Símbolos.

 

Tercer Nivel

 

Revisión de principales temas del Segundo Nivel.

El alumno es iniciado en el Símbolo de Maestría. Usos del Símbolo Maestro y beneficios. Mudras y técnicas de respiración en la meditación.

 Iniciación a la sanación del Alma. Meditación. Reiki con cristales.

 

Maestria

 

La formación del maestro, sus cuidados y trabajo interno de autoindagación psicoespiritual. Revisión de temas principales de todos los niveles. Técnicas de purificación corporal. El Símbolo Maestro: su significado y comprensión y conexión con el Buda de la sanación. La sanación del Alma personal, en otros y a distancia. Las formas iniciáticas de todos los niveles.

 

COSAS MUY IMPORTANTES QUE TOD@ REIKISTA DEBERÍAN SABER  

 

Hay una cosa concreta en todo REIKI. Muchas veces vamos a tener éxito en nuestros tratamientos REIKI sobre otras personas pero no hay que olvidar el tema kármico. Hay dolores y situaciones que son puro kármico y nosotr@s como reikistas u otros tipos de sanaciones no tienen efectos alguno con lo kármico. Ya que la parte kármica ha de trabajársela una misma persona. Que nadie, que nadie, que nadie les venga en absoluto, diciéndoles que tal mantra método o REIKI puede limpiarles o eliminar parte del karma. Eso es del todo totalmente absurdo e inaceptable: Karma es una cosa individual que cada persona tiene que ser responsables de sus propias cuestiones kármicas. El karma solamente tiene dos caminos de purificarlos y de eliminarlos.

El primer camino es: Vivir nuestro karma establecido. Si por karma nacemos coj@, tuert@, fe@s o etecé esa situación tenemos que saber vivirla para poder aprender de ella y descontar nuestras Fechorías. Por lo tanto no existe  ni tratamiento ni MANTRA milagroso. ¿Os imagináis un violador o dictador que tenga en su poder un tratamiento o mantra con el poder de anular todas las reacciones pecaminosas? Si existiese, podríamos decir abiertamente que DIOS está loco pero loco de remate.

El 2º camino y ese es que podemos ayudar y ayudarnos, estableciendo y explicando lo siguiente: Una persona tiene que cambiar aunque sea paulatinamente sus malos hábitos teniendo una buena conciencia y unos pensamientos elevados e ir ella misma poco a poco ir cambiando la actitud en la vida, siendo un poco mejores cada día. Y este es el secreto y poder del REIKI y de cualquier sendero espiritual, que si lo seguimos,   avanzamos y nos elevamos. ¿Por qué? Porque estos métodos y estas filosofías nos encaminan sutilmente a un mejor cambio de vida. Por eso hay que decirle a la persona que estamos tratando que si quiere una rápida mejoría tiene que poner mucho de su parte. Ejemplo:
Imagínense que están tratando a una persona con problemas alcohólicos, de droga, de tabaco. De nada sirve que les venga miles de veces al tratamiento si
ell@s  no dejan o abandonan las causas de sus males. Reciben REIKI y después continúan fumando, drogándose, bebiendo o éteces.

REIKI no se crean que es REIKI solamente en o con cada sesión. REIKI continúa su proceso cuando se le dan instrucciones sobre ejercicios a seguir y sobre todo explicarles que también tiene que haber un cambio de actitud.

Y podríamos decir o podrían decirnos que REIKI no funciona. ¿No funciona REIKI? REIKI siempre funciona, es la persona quien recibe REIKI  que no quiere hacer bondad.

Todo reikista después de cada sesión tiene que darle siempre un trabajo a l@s pacientes a seguir en sus casas. Yo siempre lo hago les doy ejercicios a seguir de respiración para la purificación sanguínea, bien una auto-sesión REIKI que les enseño, bien un ayuno suave cada semana o quince días y el ayuno puede ser

1º el mas simple: Una vez a la semana o cada quince días  que se abstenga de comer productos cárnicos.

2º    Una vez a la semana o cada quince días  comer solo vegetales hervidos hay tantísima variedad que casi el ayuno ni se entera pero el cuerpo se limpia y se purifica.

3º Una vez a la semana o cada quince días  tomar solo frutas en todas sus variedades como en macedonia cocidas al horno etecé.

4º  quienes puedan Una vez a la semana o cada quince días  un ayuno de zumos, infusiones o agua.

Cada reikista tiene que con algunas preguntas más o menos saber donde está y qué ayuno puede de estos 4 hacer y se le da un trabajo constante para practicar que son el ayuno, la respiración y el auto-REIKI. De esta forma mantenemos en constante REIKI al o la paciente. Por lo tanto lo único que hacemos es velar por su salud y evolución.

Conclusión: REIKI no es solo dar REIKI. Sino incentivar el REIKI en los demás. much@s de vosotr@s  un día seréis maestr@s en REIKI, y maestría en REIKI significa empeñar con todo el amor del mundo en REIKI a los demás. Nosotr@s somos más que curander@s y sanador@s, somos maestr@s que además de curar el cuerpo sanamos la mente y el alma.

QUE LA LUZ QUE ILUMINA MI CAMINO ILUMINE VUESTROS CORAZONES

 
LO QUE SE SIENTE CUANDO RECIBIMOS REIKI
 

 

 
Reiki consiste en canalizar energía tanto hacia un lugar específico donde existe un problema como al cuerpo entero de una persona, dependiendo de la dolencia y el tipo de tratamiento.

La mayoría de los tratamientos se hacen con el paciente acostado, y si es necesario, cubierto con una manta. El practicante coloca sus manos suavemente sobre la zona afectada, o en el caso de un tratamiento completo, en todo el cuerpo empezando por la cabeza y terminando en los pies. Cada posición de las manos es mantenida durante unos minutos sobre los chakras o centros energéticos principales.

Se suele dar el tratamiento en una habitación con luz tenue, música relajante e incienso y velas. El practicante invita el paciente a relajarse, a concentrarse en su respiración y a meditar, si el paciente tiene práctica en ello.

Durante un tratamientode Reiki  sentirás una profunda relajación. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada el resultado final. A veces, sentirás un "cosquilleo", calor o frío en diferentes partes del cuerpo según la energía que  fluye a través de tu cuerpo. Otras personas ven colores, experimentan una sensación de "flotar" o sienten emociones que salen a la superficie.

Durante la sesión, la energía fluirá dentro de ti, equilibrando tu sistema energético, soltando tensiones y estrés, aliviando dolores y activando la capacidad del cuerpo para sanarse.

El efecto general de Reiki crea una sensación de paz y tranquilidad.

  

"Reiki sirve para armonizar tu cuerpo y tu espíritu, facilitando
así un equilibrio espiritual y físico."

 

Reiki puede actuar tanto en el terreno físico, para sanar dolencias como mental, para reducir estrés, como espiritual para ayudarte a encontrar la paz espiritual.

 

Físico: Dolores, lesiones, fracturas, metabolismo, sobrepeso, infecciones etc.

Mental: Hábitos dañinos, estrés, insomnio, metas concretas, etc.

Emocional: Problemas de amor, agresividad, infelicidad, tristeza, etc.

Espiritual: Armonía, paz y equilibrio.

 

También es importante saber que Reiki te da las "herramientas"  para solucionar tus problemas tu mismo.

reiki

Las únicas cualidades requeridas para tener acceso al reiki son un espiíritu abierto, el deseo de aprender y la voluntad de emplear lo aprendido para mejorar nuestra vida y la de los demás.

Todos nacemos con esta energía, pero la vida cotidiana, el stress que acumulamos, nuestros "problemas" diarios, nos llevan a desequilibrarnos energéticamente. este método de autoayuda no requiere de ningún sistema de creencia o pensamiento para ser activado y puede ser fácilmente incorporado como disciplina para poder armonizar nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual.

reiki es un método que, particularmente, se transmite través de "attunnements" o activaciones o "iniciaciones", por consiguiente, no se puede aprender mirando, copiando, leyendo un libro, etc.

Estas activaciones tienen que ser transferidas por un maestro que haya sido iniciado en el método original, es decir, con las técnicas correctas, correcto entrenamiento y amplia experiencia en la práctica del método. estas activaciones sintonizan a la persona que las recibe a una frecuencia de "energía vital" notablemente mayor que lo "normal" y luego de haberlas recibido, el solo contacto de las manos penetrando un campo energético (seres humanos, planta, animales) es suficiente para activar el canal. 

Tanto los niños como las personas de edad están en condiciones de emplear la energía universal para curarse y tratar a su prójimo; y es allí donde reside la belleza del reiki, en su simplicidad; el impulso de poner las manos sobre el cuerpo para afrontar el dolor, es tan antiguo como los instintos. El tacto humano transmite calor, consuelo y poder curativo; también expresa cariño y amor, esta energía es la misma fuerza vital que mueve el universo. Esta energía es reiki.

 

Los beneficios de reiki:

Reduce el estrés llevando a la persona a una relajación profunda; reduce dolores físicos; acelera el proceso de sanacion; sana a todo los niveles (físico, emocional, mental y espiritual); lleva los mismos beneficios a cualquier forma de vida, animales, plantas etc.; aumenta la auto-conciencia, el autoconocimiento; ayuda con los traumas emocionalesequilibra los centro de energía del cuerpo; aumenta la absorción de la medicación; reduce los efectos segundarios de quimioterapia y tratamientos de radiación; ayuda a liberar condicionantes sociales, familiares y educacionanales; aplicándolo a la comida, la vuelve más digestible; aumenta la intuición y el crecimiento espiritual; se puede limpiar cualquier negatividad; hace que tus manos sean un “kit de emergencia”; armoniza y crea un espíritu de compañerismo entre la persona que da y la que  recibe.

REIKI PARA TODOS

EL REIKI VA DIRIGIDO A TODO EL MUNDO

-A las personas que se sienten bien, pero quieren estar aún mejor: hacerse bien a sí mismas, relajarse, aumentar su nivel de conciencia y disfrutar de la vida diaria.

-A las personas que desean hacerse cargo de su propia salud y prevenir posibles problemas.

-A las personas hipo o hiper-emotivas, deprimidas, depresivas, con problemas de ansiedades, convalecientes, traumatizadas, que atraviesan un cambio de situación, que tienen problemas psíquicos, que viven una mala racha.

-A las personas que sufren síntomas físicos crónicos o agudos de la naturaleza que sea; a quienes tienen enfermedades degenerativas como complemento de terapia.
-A los moribundos, a los que han perdido a un ser querido, a las personas que los acompañan.

-A los médicos, a los profesionales de la salud, de la paramedicina o a quienes realizan funciones asistenciales.

 
Una cura reiki dura, por término medio, entre una hora y hora y media. Empieza con un breve diálogo en el que el paciente habla de sus cuidados y el sanador de su método. Después se pasa a la imposición de las manos.
 

 
El paciente no tiene que hacer nada especial, salvo estar atento a sí mismo, a su cuerpo, a sus pensamientos y, llegado el caso, a las imágenes que pueda ver, a las asociaciones o recuerdos que le sobrevengan; puede compartirlos con el terapeuta o guardarlos para sí mismo.
 
El terapeuta, que se ha preparado para la sesión mediante un autotratamiento o cualquier otra actividad susceptible de ponerle a disposición del reiki y de su paciente (mediante ejercicios de relajación, esencias de plantas Aura-Soma, etc.) se abre en su corazón, en su cuerpo y en su espíritu al reiki, fuente de toda vida, y deja fluir esta fuerza a través de sus manos, y luego hacia el cuerpo de la persona a la que está curando.
 
El terapeuta deja de lado sus consideraciones personales y se instala en una dimensión de conciencia neutra.
 
La persona que recibe el reiki puede reforzar los beneficios de la cura con una actitud receptiva y consciente.
 
Los efectos del reiki se pueden percibir como un calor intenso, una vibración, o un movimiento de energía. A menudo el mal se atenúa, o símplemente se tiene una sensación de bienestar, de relajación, de calma o de felicidad que se derrama por todo el cuerpo, y de forma más específica, en las regiones en las que el sanador coloca las manos, o en aquellas que presentan el síntoma.
 
Esta distribución de la energía se hace automáticamente: está generada por la inteligencia innata del reiki y del organismo humano. Es aconsejable que reciba cuatro sesiones realizadas en cuatro días consecutivos, organizadas según las posibilidades de las dos partes. Esta aportación intensiva de fuerza vital desde el principio es útil y necesaria para desbloquear los hábitos energéticos y psíquicos antiguos que hacen que la enfermedad siga ahí.
 
El sistema de autocuración que la naturaleza ha implantado en nosotros se estimula de forma que pueda corregir o recuperar sus funciones de cara a una curación. A continuación, según la evolución de la situación, se convendrá en el número apropiado de sesiones semanales.
 
Al abrirse a esta dimensión, al dejarla derramarse por el interior de sí mismo e instalarse poco a poco en su vida diaria, el paciente atraviesa un periodo de transformación profunda.
 

 
La estimulación energética y la aceleración vibratoria producidas al aportar reiki sobre los cuerpos sutil y físico, ponen en movimiento, lentamente, las tensiones que inhiben a los tejidos y los órganos de realizar sus funciones vitales, y liberan del nivel de insconsciente los residuos emocionales que mantienen esas tensiones en su lugar.
 
La memoria celular y la memoria inconsciente liberan sus informaciones brindando, entonces, a la conciencia la oportunidad de percibirlas y revaluarlas.
 
Las penas de antaño, los sufrimientos antiguos, las falsas creencias se alejan del hombre gracias a la luz del reiki: así la vida se derrama en creciente abundancia en el seno del ser, que luego podrá disponer de él en favor de su bienestar y del bienestar de otros.
 
Este proceso de curación no es necesariamente agradable, pero sí incontrovertible. El organismo tiene que empezar expulsando lo que lo perjudica para dejar limpio el lugar si quiere crecer de nuevo en algo.
 

 

EL REIKI EN LA SOCIEDAD

EL REIKI EN LA SOCIEDAD
El reiki, tal y como lo practican los miembros de la Alianza Reiki y las personas que de verdad han seguido una formación dentro del Sitema Usui de curación por el reiki, no tiene nada que ver con una secta. Quienes lo practican respetan un código ético semejante en todos sus puntos al del personal sanitario y están organizados en una asociación profesional oficialmente reconocida que funciona dentro del ámbito legal.
 
El reiki no es una religión, ni una forma de pensar. Es un método natural de curación al servicio de la vida. Su práctica es independiente de toda creencia o filiación religiosa:
Cada practicante es libre de creer, pensar y decir lo que cree que es correcto para él, y es libre de seguir sus propias convicciones.
 
El reiki no es una organización jerárquica dotada de una autoridad central. Los profesores y sanadores del reiki son libres, y no son gurúes. Algunos reconocen a Phyllis Furumoto y a los maestros de la línea, Susuy, Hayashi y Takata como personas que les sirven de punto de referencia, no como una autoridad suprema.
La libertad personal de los sanadores y de los pacientes, su estilo de vida, sus relaciones familiares, se respetan y se dejan totalmente a la propia responsabilidad de cada inidviduo.
 
Los médicos dan al reiki una acogida más o menos favorable. Algunos aprenden el método, otros se conforman con recomendarlo a aquellos pacientes que piensan que pueden curarse de una forma fiable siguiendo este método, sin embargo, hay otros que se escandalizan.
 
Los sanadores del Sistema Usui de curación por el reiki no son, en modo alguno, unos fanáticos que quieran ocupar el lugar de los médicos. Quieren trabajar en colaboración con ellos y su deseo más íntimo es que todos los recursos que la existencia pone a nuestro disposición estén al servcio de los enfermos.
 
El Sistema Usui de curación por el reiki es un método preventivo enormemente eficaz. Por eso, algunos seguros de enfermedad, especialmente en Suiza, reembolsan las curas mediante el reiki. Los asegurados que se curan con medicinas blandas les son mucho más baratos porque caen enfermos con menor frecuencia, con menor gravedad y recurren menos a la hospitalización.
 
Los sanadores y profesores del sistema Usui de curación por el reiki suelen vivir de su trabajo y reciben su remuneración según las tarifas que están en vigor oficialmente en el lugar donde ejercen. El paciente paga la consulta, de forma que quede libre y no deba nada al terapeuta. Si recibiera la cura de forma gratuita, quedaría en deuda (eterna, puesto que no tendría ninguna oportunidad para saldarla) y entraría en una relación de dependencia con su terapeuta. Así pues, se trata de encontrar el justo equilibrio en el intercambio precio-energía.
 
Además, cuando un paciente paga la consulta, indica que está dispuesto a invertir en su curación, que de verdad quiere curarse. Como ha dado algo, quiere recibir algo a cambio. Esto constituye un aspecto de la dinámica de la curación que no se debe menospreciar.
 
Tradicionalmente, el aprendiz de reiki paga su formación y, al convertirse en maestro, ofrece una colaboración substanciosa, mayor o menor según la expansión energética cuantitativa y cualitativa que esté dispuesto a asumir para sí mismo y para otros.
 
CONCLUSIÓN
    La imposición de las manos, sabiduría y práctica curativa ancestral, ha encontrado en el Sistema Usui de curación por el reiki un modo de expresión y aprendizaje apropiados a nuestro entorno cultural. Nacido en Oriente, ha recogido la inspiración de Occidente.
En este sentido, es la expresión perfecta del fenómeno de unificación que abarca a todo el planeta en este periodo de final de milenio, más allá de dogmas, religiones, culturas y creencias.
 
La mirada del reiki se dirige deliberadamente hacia el futuro: puede entrever para cada uno una posibilidad de realización individual en alineación con el Todo, según el principio de interdependencia de todas las formas de vida.
 
"Deja hablar a tu Ser profundo, deja hablar a tu Corazón y escucha la voz del Universo"
 
Las claves de la curación última, la de nuestra alma, las tenemos en nuestras manos.

 

Sobre el Reiki y la enfermedad

Sobre el Reiki y la enfermedad
 
El reiki actúa sobre la causa inconsciente más que sobre el propio síntoma.
 
La enfermedad suele ser el modo de expresión que utiliza el alma por medio del inconsciente y del cuerpo para expresar un estado de desequilibrio o de urgencia.
 
Así, el alma, o el "uno mismo" puede hacer al "yo" ser consciente del peligro al que está exponiendo la totalidad del ser, e incluso, su propia vida.
 
Cuando tocamos una llama, tu sistema insconsciente de autodefensa inicia una reacción en cadena: el sistema nervioso activa los músculos que alejan la mano de la fuente de peligro, al mismo tiempo que la señal de dolor provoca un shock que despierta la conciencia a la realidad presente: "Atención, si acercas el dedo a una llama, corres el riesgo de destruirte. Si quieres sobrevivir, tienes que evitar exponer tu cuerpo al fuego."
 
Es una oportunidad para aprender a cuidarte como debes.
 
 
Así, cuando tienes un dolor de espalda, es tu cuerpo que intenta advertirte del peligro para que movilices los recursos necesarios y resuelvas el problema.
En ese momento puedes investigar conscientemente las causas del mal y buscar una solución para no volver a cometer la misma equivocación.
 
De la misma forma, una gripe es algo necesario para hacer reaccionar al cuerpo y luchar contra la enfermedad. Mediante la fiebre y la tos se elimina las toxinas, las células muertas, los virus; con ellas repele los elementos enemigos procedentes del exterior que amenazan con desestabilizar el organismo.
 En este caso, un tratamiento reiki estimulará y acelerará el proceso de curación, no lo suprimirá, intensificando momentáneamente los síntomas, en ocasiones, para luego hacerlos desaparecer definitivamente.
 
En el caso del cáncer, el proceso es más complejo. Un cáncer es una fórmula inteligente que el cuerpo elige para llevar a cabo su lucha por preservar tu vida.
Es un mensaje que el alma envía a la parte consciente, por medio del cuerpo, para que modifique algo de su forma de vida; se trata de una necesidad profunda del ser que no se llega a expresar directamente, porque esa parte consciente, el ego, no lo puede entender a causa de la soberbia, la vergüenza, el resentimiento o cualquier otro motivo.
La experiencia ha demostrado que detrás de los casos de cáncer suele encontrarse un denominador común: una persona que tiene un problema, pero que, por cualquier motivo, no se permite exteriorizar su dolor para defenderse a sí mismo: puede ser para que no se le juzgue, para que no se le desprecie, para no perder prestigio, etc.
Pongamos el ejemplo de una persona que, después de divorciarse, se deja corroer las entrañas por un sentimiento de fracaso, de culpabilidad, de tristeza o de odio, y que guarda su sufrimiento para sí mismo.  
Para reprimir estos sentimientos su organismo tiene que movilizar gran cantidad de energía, energía que le hace falta más que nunca en su lucha por la supervivencia. En el momento en que se libere de su sufrimiento, al expresar y vivir conscientemente su tristeza, volverá a disponer de todo su potencial energético.
 
De forma general, cualquier enfermedad es la expresión de un desequilibrio interno provocado por uno mismo por falta de comunicación y armonia entre él (o sus partes), y el Todo, siendo el Todo un organismo humano y la Parte uno de los elementos constituyentes de este organismo.
 
Así en el caso ya mencionado del cáncer, asistimos a un enfrentamiento de voluntades entre dos partes del indivíduo:
El alma, que quiere llorar su dolor para purificarse, y el ego, que quiere ocultar su derrota.
Si el alma no consigue imponer al cuerpo su voluntad, con la colaboración del ego, intentará hacerlo sin éste, con el riesgo de liberarse por medio de la muerte.
 
Los tratamientos reiki, y, quizás, el tratamiento mental de forma más específica, ayudan a restaurar la comunicación entre las distintas partes del ser; así, las voluntades y los motivos ocultos pueden aflorar a la superficie de la conciencia.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a REIKI

  1. Sara dijo:

    Hola, yo también estoy en el grupo de Aragoneses. Me ha sorprendido agradablemente saber q practicas Reiki. Yo lo hago desde hace años, aunke ahora lo tengo algo descuidado. Donde yo vivía teníamos un círculo de gente practicante y era genial. Un beso,
    Sara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s